El “Flautista heleno” del Museo Lázaro Galdiano


El pasado mes de febrero la estatuilla del “Flautista heleno” abandonó la sala de reserva para exponerse de forma permanente en la sala 4, también llamada “del tesoro”, del Museo Lázaro Galdiano. Representa a un muchacho tocando un “aulós” u oboe doble, cubierto con una clámide que cuelga desde el hombro izquierdo cubriéndole el tronco. El movimiento del cuerpo –la cabeza hacia atrás, los carrillos hinchados, la garganta en tensión– parece seguir el ritmo de la música que está interpretando.