El Retrato de la hija de Gaztambide por Raimundo de Madrazo


El apellido Madrazo engloba cuatro generaciones de pintores que –al margen de su estilo individual– conservaron un cierto aire familiar que ha propiciado algunos equívocos a la hora de establecer la paternidad sobre sus obras. En el último número de la Revista «Goya» (373, octubre-diciembre 2020) se ha publicado un artículo que identifica a Raimundo de Madrazo y Garreta (1841-1920) como el autor del «Retrato de la hija de Gaztambide», Consuelo Gaztambide y Aguader (1850-1933), expuesto en la Sala 14 del Museo Lázaro Galdiano. El retrato fue considerado durante décadas como una obra genérica de “R. Madrazo”, y solo a partir de 2003 quedó adjudicado a Ricardo de Madrazo y Garreta (1852-1917), hermano menor de Raimundo, atendiendo principalmente a sus aspectos formales.

Retrato de Concepción Paz y Tamarit, por Federico de Madrazo


El Museo Lázaro Galdiano expone en su Sala 14 un «Retrato de señora» firmado y fechado por Federico de Madrazo en 1863, que estuvo guardado en el almacén del museo hasta 2012, y por tanto no ha sido dado a conocer hasta muy recientemente. Como han señalado Carlos Saguar –impulsor de esta pequeña investigación– y otros historiadores, casi no se ha conservado documentación sobre las adquisiciones realizadas por José Lázaro, por lo que no es posible saber en qué momento fue incorporado el retrato a su colección. Debió ser adquirido después de 1913, ya que no aparece en el catálogo fotográfico de José Lacoste («Referencias fotográficas de las obras de arte en España. Pintura I. Colección Lázaro», 1913), aunque su primera referencia conocida es la del inventario de la colección realizado por Emilio Camps Cazorla en 1948-50: “Retrato de Señora joven. Óleo sobre lienzo. Busto de tres cuartos a la derecha, recortado en óvalo, de señora joven morena, peinada con tirabuzones, con flor en el pelo, gran pendentif y vestido de seda azul, a la moda de Isabel II”. Por su parte, José Luis Díez indicó en «La Pintura Española del siglo XIX en el Museo Lázaro Galdiano» (2005) que se desconocía la identidad de la modelo, “sin que pueda identificarse con seguridad con ninguno de los retratos femeninos de este formato pintados por Federico de Madrazo por esos años y consignados en su diario”.