Un tintero de tradición nazarí en el Museo Lázaro Galdiano


La colección de obras del periodo nazarí (1238-1492) conservada en el Museo Lázaro Galdiano es muy importante en cuanto a los tejidos, tanto por su número como por la calidad de sus piezas. En otras manifestaciones es más modesta, aunque cuenta con piezas destacables: tres joyas de gran interés (inv. 638, 639 y 640), un capitel (inv. 277), un brocal de pozo (inv. 12056), un notable fragmento de alicatado (inv. 131) o un dinar de datación dudosa (inv. 4816). Además de estas, hay en la colección un interesante tintero de latón dorado que José Lázaro catalogó en 1926 como “caja hispanoárabe dorada. Procede de la Colección Pidal”, refiriéndose seguramente a Alejandro Pidal y Mon (Madrid, 1846-1913). Años después, en el inventario de la Colección realizado por el arqueólogo Emilio Camps Cazorla (1948-1950), fue considerada como “caja de tradición granadina, probablemente marroquí, siglos XVII-XVIII”.

El “Flautista heleno” del Museo Lázaro Galdiano


El pasado mes de febrero la estatuilla del “Flautista heleno” abandonó la sala de reserva para exponerse de forma permanente en la sala 4, también llamada “del tesoro”, del Museo Lázaro Galdiano. Representa a un muchacho tocando un “aulós” u oboe doble, cubierto con una clámide que cuelga desde el hombro izquierdo cubriéndole el tronco. El movimiento del cuerpo –la cabeza hacia atrás, los carrillos hinchados, la garganta en tensión– parece seguir el ritmo de la música que está interpretando.

Un aguamanil persa en el Museo Lázaro Galdiano


La variedad y riqueza de las colecciones atesoradas por José Lázaro Galdiano (1862-1947) no deja de sorprender, incluso para los que trabajamos en el Museo que las conserva, investiga y difunde. En esta ocasión damos a conocer una jarra aguamanil de bronce, no expuesta, que hasta ahora no había sido estudiada con detalle.