La colección de pintura flamenca de los siglos XV y XVI del Museo Lázaro Galdiano


La colección de pintura flamenca de los siglos XV y XVI reunida por José Lázaro Galdiano es excepcional por la cantidad y la variedad de las obras reunidas. Casi un centenar de tablas de carácter religioso entre las que se encuentran obras de las primeras figuras de este arte como: Gerard David, Quentin Metsys, Adriaen Isembrant, Marcelus Coffermans o El Maestro de las Medias Figuras. Ninguna otra colección privada contemporánea a la de Lázaro contaba, por ejemplo, con tres obras atribuidas al Bosco. Este conjunto da por sí mismo notoriedad a la colección: “Las meditaciones de san Juan”, obra excepcional de 1495; “La visión de Tondal”, una pieza adscrita recientemente a su taller y, “Las injurias a Cristo”, una magnífica versión de un seguidor del artista.

Una ballesta de caza de Karl Friedrich, duque de Holstein-Gottorp


En la Armería del Museo Lázaro Galdiano (Sala 20, tercera planta), en la vitrina dedicada al “Arma de caza”, se exponen las tres ballestas de la Colección. Entre ellas destaca una por su esmerada decoración, realizada en asta tallada, grabada y policromada, cuya heráldica permite identificar a su primer propietario Karl Friedrich von Schleswig-Holstein-Gottorp, duque de Holstein-Gottorp (1700-1739). Karl Friedrich era el hijo de Federico IV de Holstein-Gottorp y su consorte, Hedvig Sophia, hija del rey Carlos XI de Suecia. Se convirtió en duque en 1702, a la muerte de su padre. El 1 de junio de 1725 casó con Anna Petrovna (1708-1728), hija del zar Pedro el Grande, y fue el padre de Pedro III de Rusia.

Un marfil bizantino en el Museo Lázaro Galdiano


El Museo Lázaro Galdiano conserva una extraordinaria colección de eboraria, que es como se denomina al arte de tallar el marfil. Expuesta, en su mayor parte, en la tercera planta del Museo (Sala 21), no es sin embargo de las colecciones más conocidas y estudiadas. En esta ocasión nos gustaría llamar la atención sobre una placa de marfil tallado que, por su tamaño, formato y los agujeros de anclaje de sus esquinas, debió de formar parte de la decoración de una arqueta u objeto similar.

El “Flautista heleno” del Museo Lázaro Galdiano


El pasado mes de febrero la estatuilla del “Flautista heleno” abandonó la sala de reserva para exponerse de forma permanente en la sala 4, también llamada “del tesoro”, del Museo Lázaro Galdiano. Representa a un muchacho tocando un “aulós” u oboe doble, cubierto con una clámide que cuelga desde el hombro izquierdo cubriéndole el tronco. El movimiento del cuerpo –la cabeza hacia atrás, los carrillos hinchados, la garganta en tensión– parece seguir el ritmo de la música que está interpretando.

Retrato de Concepción Paz y Tamarit, por Federico de Madrazo


El Museo Lázaro Galdiano expone en su Sala 14 un “Retrato de señora” firmado y fechado por Federico de Madrazo en 1863, que estuvo guardado en el almacén del museo hasta 2012, y por tanto no ha sido dado a conocer hasta muy recientemente. Como han señalado Carlos Saguar –impulsor de esta pequeña investigación– y otros historiadores, casi no se ha conservado documentación sobre las adquisiciones realizadas por José Lázaro, por lo que no es posible saber en qué momento fue incorporado el retrato a su colección. Debió ser adquirido después de 1913, ya que no aparece en el catálogo fotográfico de José Lacoste (“Referencias fotográficas de las obras de arte en España. Pintura I. Colección Lázaro”, 1913), aunque su primera referencia conocida es la del inventario de la colección realizado por Emilio Camps Cazorla en 1948-50: “Retrato de Señora joven. Óleo sobre lienzo. Busto de tres cuartos a la derecha, recortado en óvalo, de señora joven morena, peinada con tirabuzones, con flor en el pelo, gran pendentif y vestido de seda azul, a la moda de Isabel II”. Por su parte, José Luis Díez indicó en “La Pintura Española del siglo XIX en el Museo Lázaro Galdiano” (2005) que se desconocía la identidad de la modelo, “sin que pueda identificarse con seguridad con ninguno de los retratos femeninos de este formato pintados por Federico de Madrazo por esos años y consignados en su diario”.

Historia de los banquetes y de las “buenas maneras”


La organización de un banquete nunca se ha dejado al azar. Desde la Antigüedad a la Edad Contemporánea maestros de ceremonias, cocineros, literatos y hasta filósofos dejaron por escrito normas y recomendaciones que era conveniente seguir escrupulosamente si se deseaba convertir el acontecimiento en un evento de éxito. Con motivo de la visita especial “Seis espacios para un banquete” que organizamos en el Museo Lázaro Galdiano para el Gastrofestival 2017, queremos descubrirte cuáles fueron algunas de las prescripciones más curiosas a lo largo de la Historia.

Exposición “José Manuel Ballester. Paisajes encontrados: El Bosco, El Greco, Goya” en el Museo Lázaro Galdiano


La exposición “Paisajes encontrados: El Bosco, El Greco, Goya”, es una reflexión del artista José Manuel Ballester en torno a tres grandes maestros de la Historia del Arte presentes en la Colección Lázaro Galdiano: El Bosco, El Greco y Goya. La muestra, comisariada por Elisa Hernando Calero consta de una serie de fotografías de Ballester en las que se “apropia” de los espacios representados en una selección de pinturas, vaciándolos de la presencia humana y generando con ello nuevas narrativas. El Museo Lázaro Galdiano y Arte Global, en colaboración con la Fundación Banco Santander e Idealista, presentan la exposición que tendrá lugar en el propio museo desde el 19 de mayo hasta el 11 de septiembre de 2016.

José Lázaro Galdiano en Nueva York


Con motivo de la exposición “Colección Lázaro de Nueva York” (que se puede visitar en el Museo Lázaro Galdiano hasta el próximo 20 de marzo) iniciamos una serie de entradas dedicadas a la estancia de Lázaro en Estados Unidos y a la notable colección que allí consiguió reunir. Estos textos forman parte del catálogo de la exposición que se puede descargar gratis en la página web del Museo.